top of page

Yoga corporativo. Aprende cómo hacer yoga desde tu silla.

Actualizado: 15 oct 2023



CHAIR YOGA es una variación del yoga creada para la mejora postural y la salud física en el trabajo. Aunque estar largas horas sentado no es recomendable, estos ejercicios pueden ayudarnos a facilitar la circulación y desentumecer los músculos y las articulaciones.



Cada vez un mayor número de empresas y organizaciones se están preocupando más por la salud emocional y física de sus trabajadores. Especialmente despues de la pandemia, se ha puesto en evidencia cómo nuestros hábitos de trabajo contemporaneos están causando lesiones físicas y psíquicas muy importantes.


He creado y adaptado una serie de secuencias perfectas para mejorar la salud postural en el trabajo. Son ejercicios muy fáciles, y los puedes realizar en forma de micro-sesiones ( 3 o 4 ejercicios seguidos durante 5 minutos ) acompañados de una respiración profunda, lenta y pausada.


El hombre y la mujer estamos diseñados para movernos. Nuestro esqueleto y nuestras articulaciones están adaptadas para soportar un determinado peso corporal y para el desplazamiento y movimiento multidimensional en una o varias direcciones. La inmovilidad o el excesivo sedentarismo va deteriorando nuestro cuerpo a nivel físico y motor, disminuyendo nuestras capacidades.


CHAIR YOGA es una forma práctica, fresca y sencilla de movilizar nuestro cuerpo tras largas sesiones de trabajo sentado. Es una forma de movimiento que se adapta perfectamente a la filosofía y entorno laboral. Sin movernos de nuestro puesto de trabajo, y una vez integrados y aprendidos los diferentes ejercicios propuestos, los podemos incorporar en forma de micro sesiones a nuestro horario laboral. Además de poder practicar estos ejercicios, es muy recomendable moverse del puesto de trabajo e incluso salir a la calle un rato a respirar aire puro.


Con la practica de CHAIR YOGA lograremos los siguientes beneficios:

  • Tonificar y activar los músculos del tren inferior, desde cadera hasta los pies.

  • Tonificar y fortalecer los músculos de la espalda, hombros y brazos.

  • Reposicionar la columna vertebral educándonos a corregir de forma habitual la postura.

  • Mejorar la circulación sanguínea fortaleciendo el tejido capilar y la musculatura de venas y arterias.

  • Desentumecer y estirar los músculos mejorando la elasticidad general.

  • Aprenderemos a respirar y a conectar la respiración con el movimiento, logrando un estado de gran relajación, INCLUSO TRABAJANDO EN EL ORDENADOR.

  • Mejor concentración.

  • Más optimismo y mejor comunicación con los demás compañeros de trabajo.

  • Incrementar la eficacia en el trabajo.

Un estudio hecho por Paul Chamberlain para Laboratorios Solgar, y publicado por el periódico británico THE SUN, nos indica que la media general de la población en Europa, se pasa 18 años de su vida adulta sentado en sillas.


Este interesante estudio nos aporta los siguientes datos:

  • Pasamos 51 horas y 44 minutos a la semana sentados: una media de 7 horas al día.

  • Viendo la televisión unas 13 horas a la semana y viajando, sea en coche, tren o autobús de casa al trabajo, unas 2 horas y 30 minutos a la semana.

  • Pasamos 10 horas y 45 minutos con ordenadores y tablets o teléfonos móviles.

  • Estamos una media de 5 horas a la semana sentados comiendo, y unas 11 horas a la semana sentados estudiando, leyendo, viendo tele o jugando a video juegos.

  • Sólo pasamos una fracción de nuestro tiempo moviéndonos, y esto nos ocasiona muchos problemas en articulaciones y músculos.

  • El 45% de las personas encuestadas no saben qué tipo de ejercicios o cuanto ejercicio hay que realizar a la semana.

  • Aparentemente, no nos damos cuenta, pero el uso del teléfono móvil, el wasap, el Fb etc, nos hace mantener una postura fija del cuello ligeramente inclinado hacia delante, produciendo un cambio en la curvatura natural de la zona cervical que acaba derivando en una lordosis o cifosis, con las consecuencias lógicas de dolores cervicales.



Nuestra salud emocional pasa por tener una buena salud física. Evidentemente, hay otros aspectos que intervienen, como nuestra alimentación, la contaminación ambiental, los ambientes familiares o de trabajo, pero al final, un cuerpo sano será la base para tomar decisiones sanas que nos acompañen en nuestro viaje, hacia poder estar más satisfechos con nosotros mismos y, por lo tanto, ser más felices.


Roberto Brown.

Otras fuentes: THE SUN.



6 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page